Cinco consejos para evitar la gripe

cinco consejos para evitar la gripe

En plena epidemia de gripe en España, resulta interesante conocer una serie de consejos clave sobre cómo prevenir la gripe. Este virus se transmite por las pequeñas partículas que una persona infectada expulsa al toser o al estornudar, especialmente en situaciones de aglomeración y en tiempo frío.. Y aunque no hay ningún método cien por cien infalible para no contagiarte del virus, sí hay medios para reducir los riesgos. Tal y como informa OkDiario os ofrecemos cinco consejos para evitar la gripe:

1. Mantener una buena higiene es esencial. Hay que lavarse las manos con frecuencia, con agua y jabón pH neutro. Es una de las mejores medidas para reducir el riesgo de contagio.

2. Pañuelos desechables o antebrazo. Cuando una persona tiene la gripe, a la hora de estornudar o toser lo más aconsejable es utilizar pañuelos desechables. Si no se tienen a mano, es conveniente taparse con el antebrazo.

3. La alimentación es esencial para fortalecer el sistema inmune. Es conveniente apostar por el consumo de alimentos ricos en vitaminas A y C: naranjas, verduras de hoja verde…

4. Ventilar. Además de la higiene personal, también hay que mantener una adecuada higiene en casa. ¿Cómo? Ventilando a diario todas las habitaciones para renovar el aire. Aunque haga mucho frío en el exterior, hay que hacerlo. Con 10 minutos es suficiente.

5. Evitar cambios de temperatura drásticos. A la hora de entrar en casa o en cualquier otro sitio interior hay que quitarse la ropa de abrigo. De lo contrario, al salir al exterior, el frío y el sudor son la mejor combinación para contagiarse del virus de la gripe.

Además, los grupos de riesgo como personas mayores, embarazadas y personal sanitario. La Organización Mundial de la Salud no titubea en eso: la vacunación antigripal es la medida más efectiva para prevenir la aparición de la enfermedad y limitar su propagación en la población con mayor riesgo de complicaciones. La vacunación reduce las enfermedades respiratorias y las muertes relacionadas con la gripe. Disminuye además las consultas médicas, las hospitalizaciones y el absentismo laboral.